• Tomás de la Fuente

Cosas que aprendo haciendo terapia / 2

Instrucciones para amarse incondicionalmente a uno mismo. Esta receta puede ayudar a combatir la falta de motivación, la dificultad de encontrar pareja, las enfermedades autoinmunes, la vergüenza, la falta de confianza, la dificultad para tener logros significativos en a vida, la vanidad, el orgullo, la arrogancia, la falta de autoestima, la depresión, los trastornos de ansiedad, los trastornos alimenticios, ordenar tu relación con tus padres, hermanos, hijos, abuelos, tíos, amigos, jefes; etc. y sobretodo, ¡ser feliz!

1- Identifica cómo te maltratas (criticas, desprecias, exiges, rechazas, abandonas, odias, basureas, etc.) porque te pones condiciones para quererte. Esto siempre toma la forma de "me castigo y no me doy amor porque..." 2- Date cuenta que el problema no eres tú, sino esa parte de tí que te critica. Esa es la parte enferma y no tú. 3- Reconoce que dentro de tí hay un niño o niña heridos que durante años no han recibido la aceptación incondicional que necesitan. 4- Imagina que eres ese niño/niña, levanta ambos brazos y abrazate, abraza esa herida. Te mereces ese abrazo simplemente porque es lo que se siente bien hacer y recibir. 5- Tomate varios minutos disfrutando este abrazo y dile a tu crítico interno que se puede callar un rato y que por favor, entienda que debe respetarte ante todo. 6- Abrazate con la ternura que abrazarías a un niño o niña pequeño que está muy triste, Toca tu cara, sonríete, date ternura. Unos 10 minutos diarios. 7- Seguramente ahora sientes que tienes más energia para vivir, hacer y ser. Y como todo te va a resultar mejor, no vas a seguir sientiendo necesidad de criticarte con tanta dureza, vas a desarrollar un orgullo y autoadmiración sana.


110 vistas

Entradas Recientes

Ver todo
  • Grey Facebook Icon
  • Grey YouTube Icon
  • Grey Instagram Icon

Escritor de Ideas Que Sanan. Terapeuta, Formador de Terapeutas, Psicólogo, Meditador, Músico.

Providencia, Santiago, Chile