• Tomás de la Fuente

Cosas que aprendo haciendo terapia


Todo el drama humano, en cierto sentido, es tan simple y fácil de resolver... es la dificultad de comprender como llevar el amor a ciertos "espacios" de nuestro ser. Aprendemos a tratarnos a nosotros mismo del modo en que otros nos han tratado. Entonces, cada vez que fuimos tratados sin amor, aprendimos que una parte de nosotros mismos, no lo merecía, o no lo necesitaba, o que estaba mal necesitarlo. Luego, al ser adultos, continuamos tratando sin amor a esas partes de nosotros mismos que no fueron amadas. Sanar es lo mismo que cultivar el arte de amar. ¿Como cultivar el arte de amar? Muy simple. Siéntate en una postura digna y elegante (mi favorita es sentarme como Buda). Inhala y trae a tu corazón todo el sufrimiento de las personas que conoces. Hazlo con especial atención y dedicación. Siente con mucha calma y precisión el dolor que hay en el corazón de otros (con dolor quiero decir tristeza, miedo, rabia, culpa, desesperanza, etc... toda la amplia gama de sentimientos negativos). Entonces, al inhalar, llevas todo ese dolor a tu corazón, dejas que te toque, deja que te conmueva, llévalo lo más profundo que puedas dentro de tí. Y al exhalar, deja que tu corazón, con su abrazo, lo transforme en luz, compasión y alegría... al exhalar, lo devuelves transformado. DEJA QUE TU CORAZON lo haga, deja que haga su trabajo. De esta forma, vas a descubrir que tu corazón tiene una capacidad ilimitada de entregar amor. Y como lo estás entregando a otros, vas a aprender a dártelo a tí mismo/a... porque nos tratamos a nosotros mismo del mismo modo en que tratamos a otros.

Esta forma de meditar es una enseñanza de Buda. ¡Que todos los seres sean felices!

Tomás de la Fuente, Agosto 2016

#Articulos #GestaltTranspersonal #Meditación

24 vistas

Entradas Recientes

Ver todo
  • Grey Facebook Icon
  • Grey YouTube Icon
  • Grey Instagram Icon

Escritor de Ideas Que Sanan. Terapeuta, Formador de Terapeutas, Psicólogo, Meditador, Músico.

Providencia, Santiago, Chile