• Francisco de la Fuente Herrera

¿Qué es el Qi Gong?


Desde el punto de vista chino, el universo es un movimiento, un ciclo de transformaciones. El día se transforma en noche, la primavera en verano, el agua en hielo, el hombre joven madura y envejece, el niño crece, las flores dan frutos que dejan semillas con el potencial de generar más frutos. A través de la observación de la naturaleza, y el lugar del hombre dentro de ella, es como los antiguos sabios desarrollaron el concepto de Yin Yang. La imagen, el símbolo por todos conocidos, representa una montaña. Un lado de la montaña recibe los rayos del sol, el otro lado yace en la penumbra. Se denomina Yang el lado asoleado, se denomina Yin el lado sombrío. En el lado Yang podemos encontrar cualidades como calor, movimiento, expansión, actividad. En el lado Yin podemos ver cualidades tales como frío, quietud, contracción, descanso. La idea de Yin Yang es una conceptualización que nos ayuda a entender dos partes de un mismo todo, dos momentos dentro de un ciclo de movimiento. En la medida que el hombre es capaz de sintonizarse con este movimiento, reconocer su posición y su rumbo dentro del ciclo, es capaz de encontrar la armonía interna y externa.

El Qi Gong es una disciplina que data de más de 5000 años de antigüedad. Fue diseñada por antiguos chamanes, conocidos como Wuxi, para ayudar al ser humano a sintonizarse con el movimiento del universo, y así alcanzar armonía, longevidad y dicha. La palabra Qi Gong (Chi Kung en algunas versiones) puede traducirse como cultivar la energía vital. Qi significa energía, Gong es el cultivo para alcanzar el máximo potencial. Es el mismo carácter que se usa en Gong Fu (Kung Fu) que en este caso significa cultivar el arte. Para poder entender por completo, sin embargo, el significado de la palabra Qi Gong, primero debemos entender el significado de la palabra Qi.

El ideograma está constituido por el símbolo de arroz, y el de vapor, nube, o fantasma (en referencia a algo etéreo). Se puede traducir como “el vapor que asciende del arroz al ser cocinado”, lo que significa que Qi se puede entender de la siguiente manera:

  • Es ligero como el vapor

  • Puede incrementar la energía

  • Puede calentar

  • Puede ser solido como el arroz

  • Al igual que el arroz, entrega nutrientes que dan vida

Se puede deducir que, para los chinos, el Qi es el conjunto de energía presente en el universo y por ende en el ser humano. Es a la vez el origen de todas las cosas gracias a sus movimientos y transformaciones. Dentro del concepto se engloban ideas diversas, como la actividad fisiológica de los órganos internos, elementos climáticos, fuerza de propulsión de la sangre, etc. Se habla del Qi de los alimentos, el Qi de los lugares y de las personas, etc.

En resumen, el Qi es la materia primordial del universo. Todo está compuesto de Qi, teniendo este distintas densidades. Las transformaciones y ciclos representados en el símbolo Yin Yang, hablan del movimiento del Qi. Al igual que el universo, el ser humano está compuesto de Qi. Y para que la vida exista, el Qi debe fluir. Así como el agua de un rio se pudre si se estanca, así también sucede con el ser humano.

El Qi Gong consiste en el cultivo del propio Qi. Ya que hemos establecido que, para los chinos, todo está compuesto de Qi, bien podemos decir que el término Qi Gong puede ser entendido como “el cultivo del Ser”.

Para los chinos, la mente y el cuerpo son entendidas como una unidad. Al estar todo compuesto de Qi, el cuerpo vendría siendo la parte más densa del Qi que compone al ser humano, y la mente el aspecto más sutil (al igual como el ideograma de Qi, el cuerpo es “arroz”, la mente es “vapor”)

Por ende, aquello que se manifiesta en el cuerpo también se manifiesta en la mente, y viceversa. Lo que nos lleva a la siguiente reflexión. Podemos influenciar la mente desde el cuerpo, y podemos influenciar el cuerpo desde la mente.

En concreto, el Qi gong es exactamente eso. A través de simples ejercicios de repetición, acompañados con una manera especial de respirar y una postura adecuada, podemos llevar equilibrio a la mente, tonificar músculos y tendones, balancear las emociones, calmar el stress y la ansiedad, y cultivarnos de manera que podamos vivir saludables y felices. Es una forma de meditación en movimiento, que durante 5000 años los chinos han practicado y desarrollado sin descanso. Es una disciplina que ayuda al ser humano a estar más en contacto consigo mismo, a cuidar el cuerpo y la mente, para poder vivir de la manera más plena y saludable posible. Utilizando la respiración y los movimientos de manera coordinada, podemos balancear nuestras energías Yin y nuestras energías Yang, de manera de encontrar equilibrio interno, y por ende, tener claridad para entrar en balance con el mundo que nos rodea.

#QiGong #Articulos

36 vistas

Entradas Recientes

Ver todo
  • Grey Facebook Icon
  • Grey YouTube Icon
  • Grey Instagram Icon

Escritor de Ideas Que Sanan. Terapeuta, Formador de Terapeutas, Psicólogo, Meditador, Músico.

Providencia, Santiago, Chile