• Tomás de la Fuente

¿Cómo resolver los Problemas del Pasado? Es posible?


¿La causa de nuestros problemas psicológicos está en el pasado? Y si es así, ¿se pueden resolver a pesar que el pasado no se puede cambiar?


Efectivamente el pasado no se puede cambiar, sin embargo, la causa de nuestros problemas psicológicos no está en el pasado. En el pasado está el origen de nuestros problemas, pero la causa está en el presente. Y esto es una muy buena noticia porque sobre el presente tenemos la posibilidad de hacer cambios, con el pasado no hay nada más que hacer.


Hay una diferencia entre causa y origen. Por ejemplo, supongamos que hay un río que se sale de su lecho cada vez que trae más agua. El origen del problema comenzó en el pasado -un día alguien puso un dique.- El origen del problema aconteció en el pasado y no se puede cambiar. No es posible hoy conseguir que en el pasado nadie hubiera puesto el dique. Tal vez con un viaje en el tiempo, cuando los inventen en el futuro. Para resolver el problema no necesitamos cambiar el origen, sino la causa y en este caso la causa es que hay, aquí y ahora, un dique. Solo tenemos que quitar el dique, no hay nada que hacer con el pasado.


¿Cuál sería entonces el dique o la causa cuando se trata de asuntos psicológicos, es decir, de nuestra ansiedad, depresión, falta de autoestima, vergüenza, arrogancia, problemas en nuestras relaciones, etc?

Supongamos que alguien experimenta angustia ante la soledad. Posiblemente si hacemos un recorrido por la historia de esta persona, encontraremos escenas de su niñez en donde estuvo sola y se sintió rechazada. Por supuesto que estos hechos no los podemos cambiar y además corresponden al origen, no a la causa. Es decir, el PROBLEMA de esta persona es la Angustia que siente ante la soledad y el origen son esas experiencias de infancia en donde vivió abandono y rechazo.


¿Cuál es entonces la causa y qué podemos hacer para resolver el problema?

Debemos identificar qué es lo que aprendimos a hacernos a nosotr@s mism@s a raíz de lo que vivimos en el pasado. Eso que nos hemos aprendido a hacer es lo que nos hace seguir sintiéndonos hoy como nos sentimos en el pasado y, eso que nos hacemos ahora suele ser casi exactamente lo mismo a lo que nos hicieron en el pasado. Si indagamos -a través de un ejercicio de autoobservación- en la experiencia del aquí y ahora de esta persona, descubriremos que constantemente está diciéndose a sí misma que nadie la puede querer, posiblemente tendrá la idea de que no es lo suficientemente buena como para que alguien sienta afecto hacia ella y, es más, cuando se mira a sí misma, seguramente sentirá hostilidad o indiferencia.


Es decir, se hace lo mismo que le hicieron, se abandona y se rechaza.


Por supuesto que estas actitudes son acciones que la persona hace dentro de si misma y por esto es que no resultan obvias ni para ella ni para quienes la rodean. La solución es cambiar la causa, es decir, la forma en que nos relacionamos con nosotr@s mism@s. Para esta persona la solución sería aprender a mirarse y reconocerse en su sentimiento de soledad lugar de ignorarse y de rechazarse cada vez que se siente así.


Al no comprender la diferencia entre el origen y la causa a muchos nos pasa que vivimos atados a nuestros juicios y resentimientos contra lo que nos pasó hace ya muchos años… y lo que pasó nunca va a cambiar. La buena noticia es que no necesitamos que haya sido diferente a cómo fue para estar mejor hoy.

Necesitamos darnos cuenta cómo repetimos dentro nuestro el pasado y descubrir otro modo de hacerlo, aquí y ahora, con nosotros mismos. Cuando cambiamos nuestro presente, entonces el pasado ya no importa más y te puedes liberar.


En síntesis, habría que seguir los siguientes pasos.

1.- Identificar qué fue lo que nos hicieron y qué nos pasó en el pasado.

2.- Identificar de qué modo lo repito conmigo mismo.

3.- Descubrir un nuevo modo de relacionarme conmigo.


Ya está, todo lo que necesitas, es aprender algo nuevo. Y todos los seres humanos podemos aprender.

47 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

En este video explico qué es la terapia Gestalt, cómo funciona y porqué nos lleva más alla del Ego. Finaliza con un ejercicio para que puedas conocer un poco de qué se trata de modo vivencial. Si quie

Me gusta ver el crecimiento espiritual como un proceso de progresivo ablandamiento, un proceso en el que de a poco desarrollamos la confianza de permanecer en contacto con lo más suave y vulnerable de